Circuncisión

Es la cirugía que consiste en remover la piel que recubre el glande si el paciente tiene incapacidad para bajar el prepucio por completo durante una erección o cuando ocurren inflamaciones en el glande o la piel que recubre el mismo.

Esta cirugía es ambulatoria pero sí requiere un período de reposo de 1 semana después de realizarla. El dolor e inflamación son esperables pero es manejado de manera muy exitosa con analgésicos y anti inflamatorios.

Muchos estudios demuestran que se reduce de manera considerable la incidencia de enfermedades de transmisión sexual sin embargo no sustituye a la práctica sexual segura responsable y el uso de preservativo. La circuncisión neonatal es controvertida ya que un paciente que no se la realice no significa que vaya a tener problemas en el futuro.

Si al paciente se le puede retraer el prepucio sin problema y no presenta ninguna sintomatología, no es necesario realizar la circuncisión. Sin embargo si problemas como infección por hongos, irritación, resequedad, o problemas para retraer el prepucio empiezan a establecerse, es necesario realizar el procedimiento.
Posterior  a realizarse el procedimiento el paciente deberá de abstenerse de deporte o relaciones sexuales por el periodo de tiempo que le indique el cirujano. Si es una cirugía que requiere incapacidad por lo menos una semana.

Llámenos ahora

Whatsapp

Clínica Bíblica

EXT 4000

Clínica UNIBE

EXT 7301